Information for Our Community

Whether you are part of our community or are interested in joining us, we welcome you to Washington University School of Medicine.

close  


Visit the News Hub

Importante estudio en enfermedad de Alzheimer abrirá 5 nuevos sitios latinoamericanos

Los nuevos sitios aportarán relevantes datos sobre la enfermedad de Alzheimer en las poblaciones latinas

by Tamara BhandariNovember 19, 2019

Getty Images

Una importante iniciativa internacional sobre investigación en enfermedad de Alzheimer abrirá cinco nuevos sitios en América Latina lo que facilitará una mejor comprensión sobre el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer con inicio temprano en las poblaciones latinas.

Durante más de una década, la Red de Alzheimer Hereditario [Dominantly Inherited Alzheimer Network (DIAN)] – financiada en su mayoría por el Instituto Nacional de Salud (NIH) y dirigida por la Facultad de Medicina de la Washington University en St. Louis – ha emprendido un esfuerzo multinacional para lograr una mejor compresión de la Enfermedad de Alzheimer mediante el estudio de personas con mutaciones genéticas poco frecuentes pero que producen el inicio de la enfermedad a los 50, 40 o incluso 30 años. La mayoría de los sitios de DIAN se encuentran en los EE. UU., Europa, Australia o Asia Oriental, con un solo centro en América Latina, en Argentina. Con la apertura de nuevos sitios en México, Colombia, Brasil y un sitio adicional en Argentina, los investigadores del DIAN podrán estudiar cómo se inicia y progresa el Alzheimer en una población más diversa.

La creación de los nuevos sitios será financiada con una subvención de $ 1 millón de la Asociación de Alzheimer.

“Históricamente, la mayoría de las investigaciones en Enfermedad de  Alzheimer se han realizado en participantes no hispanos, lo que ha limitado nuestra comprensión de la enfermedad”, dijo Jorge Llibre Guerra, MD, investigador de la Unidad de Ensayos clínicos del DIAN, quien lidera los esfuerzo para agregar los nuevos sitios en América Latina. “Al tener una población más diversa en los estudios de DIAN, podremos identificar nuevos factores genéticos que pudieran influir en la enfermedad y aprender más sobre cómo factores ambientales y culturales influyen en el desarrollo y progresión la enfermedad”.

Según la Asociación de Alzheimer, las personas de origen hispano en los EE. UU. tienen 1,5 veces más probabilidades que las personas no hispanas de desarrollar Enfermedad de Alzheimer, además la enfermedad parece tener un inicio más temprano y progresar más rápidamente en los hispanos. Esto se debe en parte a altas tasas de enfermedades cardiovasculares y diabetes en la población hispana, las cuales también aumentan el riesgo de desarrollar Alzheimer, pero es probable que otros factores también estén en juego.

“No hay una comprensión clara de por qué existe esta diferencia en la prevalencia de Alzheimer entre las poblaciones hispanas y no hispanas en los Estados Unidos”, dijo Llibre Guerra. “Pueden existir diferencias genéticas que desconocemos, o puede deberse a factores ambientales que afectan más a los hispanos que a los no hispanos. La inclusión de los sitios latinoamericanos en el estudio nos ayudará a comprender los factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en los latinos que viven en América Latina y los Estados Unidos”.

DIAN sigue a familias con mutaciones genéticas que garantizan que quienes hereden las mutaciones desarrollarán la enfermedad a una edad temprana. Si bien es devastador para las familias, esta forma genética de enfermedad de Alzheimer crea una oportunidad única para que los investigadores busquen cambios cerebrales, mucho antes de que aparezcan los síntomas, en las personas que portan dichas mutaciones, en comparación con sus familiares que no lo hacen. Los investigadores del DIAN han demostrado que el cerebro comienza a cambiar dos décadas antes de que aparezcan los síntomas.

Los nuevos sitios formarán parte del estudio observacional realizado por DIAN; en el que los investigadores rastrean el inicio y la progresión de la enfermedad. Los participantes realizan evaluaciones de sus habilidades de memoria y pensamiento, proporcionan ADN para análisis genético, se someten a escáneres cerebrales, así como pruebas de sangre y estudios de líquido cefalorraquídeo para que los investigadores puedan buscar signos moleculares de la enfermedad de Alzheimer – todo bajo los mismos protocolos en los 18 sitios de DIAN existentes – lo que permite comparaciones entre países.

Las cinco comunidades latinoamericanas que albergarán los nuevos sitios de estudio representan una amplia variedad en cuanto a estado socioeconómico, ubicaciones rurales, urbanas y nacionalidades, lo que permite a los investigadores estudiar los factores biológicos, culturales y ambientales que influyen en el desarrollo de la enfermedad, la edad en que aparecen los síntomas y qué tan rápido disminuyen las habilidades cognitivas. DIAN cuenta con el apoyo del Instituto Nacional sobre Envejecimiento (NIA) del NIH, la Asociación de Alzheimer y donantes privados. Se espera que el apoyo de NIA a DIAN alcance un total de casi $ 29 millones en los próximos cinco años (NIH U19AG032438).

Algunas personas de origen latinoamericano ya están inscritas en los estudios DIAN en sitios de los EE. UU. Los participantes en los EE. UU. deseaban que sus familiares en América Latina tuvieran la oportunidad de participar también, pero ningún país latinoamericano tenía fondos para apoyar los nuevos sitios de DIAN. Entonces intervino la Asociación de Alzheimer.

“Aunque el estudio sigue sólo a personas con una forma genética poco frecuente de Alzheimer, sus hallazgos podrían aplicarse a los millones de personas que viven con la forma más común de la enfermedad de Alzheimer con inicio tardío y que aparece después de los 65 años”, dijo Maria C. Carrillo, PhD, directora científica de la Asociación de Alzheimer. “Se cree que los cambios cerebrales que conducen a la disminución de la memoria y la función son muy similares en el Alzheimer de inicio temprano y tardío”.

El financiamiento otorgado por la Asociación de Alzheimer proporcionará fondos para el inicio de los nuevos sitios y su funcionamiento durante cinco años. Después este periodo, se necesitará apoyo adicional para mantener los sitios abiertos. La mayoría de los sitios DIAN cuentan con el apoyo de los gobiernos de los países en los que se encuentran, pero estos fondos rara vez están disponibles en América Latina, por lo que los donantes privados y el apoyo internacional serán cruciales para mantener este estudio en una población más diversa.

“Estamos muy contentos de financiar esta expansión de la red DIAN hacia América Latina. Es absolutamente crucial que nuestros nuevos aprendizajes sobre la Enfermedad de Alzheimer y las demencias en general incluyan una mayor diversidad de personas y familias afectadas. De esta manera, nuestros métodos de diagnóstico, tratamiento y prevención serán tan ampliamente aplicables como sea posible”, agregó Carrillo.

Además de los sitios para el estudio observacional, la red está trabajando para establecer sitios de ensayos clínicos (DIAN-TU) en América Latina, y así ofrecer terapias experimentales que ayuden a prevenir, retrasar o tratar la enfermedad de Alzheimer. Una vez que dichos sitios estén listos, los participantes elegibles en el estudio observacional pueden cambiar fácilmente a los ensayos clínicos del DIAN-TU si así lo desean.

“El estudio global DIAN le da la bienvenida a nuestros colegas y familias afectadas en América Latina lo que ayudará a identificar las causas y modificadores de la enfermedad de Alzheimer y de esta forma, algún día podremos prevenir esta enfermedad”, dijo el director de DIAN, Randall J. Bateman, MD, el Charles F. y Joanne Knight Distinguido Profesor de Neurología. “Estos esfuerzos se verán reforzados por doctores e investigadores de clase mundial y los muchos familiares afectados o en riesgo en México y América del Sur”.

Ver aquí para una traducción al inglés.

Washington University School of Medicine’s 1,500 faculty physicians also are the medical staff of Barnes-Jewish and St. Louis Children’s hospitals. The School of Medicine is a leader in medical research, teaching and patient care, ranking among the top 10 medical schools in the nation by U.S. News & World Report. Through its affiliations with Barnes-Jewish and St. Louis Children’s hospitals, the School of Medicine is linked to BJC HealthCare.